Nitrógeno para la tecnología del futuro

Fusión nuclear con refrigeración precisa

En teoría, la fusión nuclear es una fuente de energía prácticamente inagotable. Por primera vez, una colaboración verdaderamente internacional aspira a desarrollar la tecnología para esta posible fuente de energía.

En Cadarache, al sur de Francia, se está construyendo como parte del proyecto internacional "ITER" ("iter" significa "camino" en latín) un prototipo de un reactor de fusión que produce más energía de la que consume. En el centro de la instalación, se encuentra una cámara de doble vacío en la que un plasma de núcleos de hidrógeno se calienta a más de 100 millones de grados Celsius gracias a unos potentes campos magnéticos. Las bombas de vacío, previstas para la evacuación de la cámara, están siendo desarrolladas actualmente por el Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT). Para probar una bomba, es necesario mantener con precisión helio gaseoso a una temperatura de entre 80 y 100 grados Kelvin (-193 y -173 grados Celsius). Messer proporcionó a KIT un intercambiador de calor especial en el que se enfría el helio con nitrógeno líquido. Al modificar la presión, se puede ajustar la temperatura del gas de manera muy precisa, lo que permite regular con exactitud el proceso de enfriamiento.

Recomendar:

Idioma