Alimentación

Placer garantizado

Una calidad más duradera, una apariencia atractiva, un frescor chispeante - las tareas que los gases deben cumplir en la industria alimentaria son variadas.

Las aplicaciones están enfocadas en mantener la calidad existente de un producto. Así que los gases a menudo ya se utilizan en la producción. Las aplicaciones típicas incluyen la congelación y el envasado de verduras y carne, la preparación de la masa para diversos productos de panadería, la maduración de plátanos o la estabilización de las paredes de las latas de bebidas.

Otras posibles aplicaciones para los gases en la industria alimentaria son el enfriamiento controlado y la inertización de productos cárnicos, la mezcla de alimentos a granel, la conversión de productos líquidos o pastosos en polvos de flujo libre y el mantenimiento de una cadena de frío ininterrumpida de productos frescos y congelados.

Recomendar:

Idioma