Salud

Analizar y respirar

Sea como una ayuda en el diagnóstico o como un componente de las terapias de curación: los gases son indispensables en muchos ámbitos de la medicina.

Los gases que se utilizan para fines medicinales son tan variados como sus aplicaciones. El helio refrigera los tomógrafos de resonancia magnética nuclear, el oxígeno se utiliza para la terapia respiratoria y el nitrógeno líquido en la crioterapia donde consiguen temperaturas de hasta -160 ºC.

Para los centros hospitalarios modernos, los gases medicinales son también imprescindibles. Muchos hospitales disponen de un sistema de suministro completo que abarca desde tanques criogénicos hasta los puntos de consumo en las habitaciones y los quirófanos. Las exigencias en cuanto a la pureza de los gases son extremadamente altas en el sector de la salud.

Recomendar:

Idioma